Search
  • Natalie Rocfort

Casi 33 semanas


Esto del embarazo es cada vez menos dulce y se vuelve cada vez más pesado. Cada semana que pasa me siento más y más cansada, más y más hinchada, más y más pesada y cada vez más y más desesperada. Ahora me cuesta pararme, ya no puedo agacharme ni moverme con facilidad. Sigo manejando, pero creo que mis días de Meteoro están contados. Aún no hice la maleta para la clínica, y con las justas he arreglado los regalitos que me llegaron en el Baby Shower. Sé que quedan algunas semanas, pero me pregunto en qué momento es que normalmente las mamis precavidas tienen ya todo listo. Cuando me despierto me cuesta doblar los dedos, y tengo que flexionarlos poco a poco para que recobren su flexibilidad. Aunque el resto del día si dejo de moverlos durante un rato, se vuelven a poner duros y me duele flexionarlos. Gajes de la maternidad. Por otro lado, me despierto todos los días a las 3.30am, me levanto a hacer pila y luego me cuesta volver a dormir. Así que como a las 4.30 con suerte puedo volver a conciliar el sueño para volver a despertarme a las 6.30, hacer pila otra vez e intentar dormir un poco más. Si no lo logro, ya me despierto a empezar mi día. Pero el resto del día me la paso como zombie. Y esto recién empieza! Cómo será cuando nazca la bebe?

Sí, ahora la desesperación es más por volver a sentirme ligera (¿como una pluma? ja!, nunca tanto, pero al menos no con la sensación de presión e hinchazón). Aunque también me pongo súper ansiosa de imaginar esa carita de la que me enamoraré irremediablemente por el resto de mi vida. Aún me quedan algunas semanas más, aunque quien sabe cuántas...y ya no veo la hora de que esta pequeña bolita de amor salga de mi panza. Aunque tengo que aceptar que me encanta ver cómo mi cuerpo se pone cada vez más redondito y la panza se me va llenando de Vera, en lugar de comida… jajajaja.

Baby Vera se mueve como un gusanito todo el día, al punto de que a veces los movimientos son tan repentinos y fuertes que me asusto. ¿Alguna vez vieron el capítulo de la ranita que canta de Looney Tunes? Si aún no lo vieron, acá les dejo el link:

https://www.youtube.com/watch?v=bkjsN-J27aU

Pero, ¿por qué les pongo este dibujito? Porque para mi, Vera es así, como la ranita. Se mueve como una loquilla, hasta que agarro mi celular e intento grabarla o alguien me toca la panza para sentirla. Y de pronto deja de moverse… ¡Hija! ¡Qué contreras! Hasta ahora no he logrado con éxito hacer ningún video de cómo se mueve mi panza. Aunque de hecho imagino que es también porque tengo más grasa de lo normal, entonces no es tan fácil ni notorio… jeje.

Voy subiendo 12 kilos, así que no es TAN grave el asunto. De todas formas la recomendación del doctor sigue siendo que me cuide y que no coma demás, sino que haga dieta para que la bebe no crezca demasiado y pueda salir fácil. Yo digo, ¿no sería mejor comer un montón para que salga antes? jajaja, obvio en plan broma! ya sé que así no funcionan las cosas… pero qué bueno sería que el embarazo fuese mucho más corto. Dos mesesitos nomás y juaaaa! que nazca la criatura. Aunque claro, yo creo que si dura tanto es justamente como para ir haciéndose a la idea de lo que se viene. Y para ir ahorrando cada centavo que se pueda. Lo único que realmente me preocupa hoy en día es lo que voy a gastar en colegio! Es ridículo lo que cobran los “buenos” colegios en Lima, sobre todo teniendo en cuenta que los colegios nacionales tienen tanto por mejorar.


0 views

NATALIE ROCFORT PHOTOGRAPHY

Pasaje La Malva 180, Surquillo

 

Mail:

info@natalierocfort.com 

 

Teléfono o Whatsapp

969392-033 

 

Inbox de Facebook

 

 

 

  • Instagram
  • Wix Facebook page
  • YouTube Social  Icon